Traductor

domingo, 12 de julio de 2015

José Andrés,un chef con personalidad¡¡

Resultado de imagen de imagen del cocinero jose andresEn este caso el maravilloso chef "Jose-Andres", dando clase no solo a la hora de cocinar, si no también en la vida, como todos sabemos es un ejemplo de justicia y solidaridad. Para el que no lo conozca todavía estas a  tiempo...si cliqueas los enlaces lo conocerás aun mas. 

José Andrés, activismo entre fogones

El chef español le ha dado la espalda a Donald Trump por insultar a los inmigrantes


El chef español José Andrés / SCOTT SUCHMAN


En Estados Unidos, José Andrés no necesita carta de presentación. Ni apellidos. Su nombre, pese a ser difícil para un anglohablante, es pronunciado de corrido por todo gourmet que se precie. Y por los activistas, ya sea de causas hispanas -la comunidad latina no ha parado de aplaudir esta semana al español nacionalizado estadounidense por darle puerta a Donald Trump por sus palabras contra los inmigrantes- como de acciones humanitarias. Que hay que ir a Haití tras el terremoto de 2010, ahí se planta José Andrés con sus cazuelas y de paso crea la World Central Kitchen, una iniciativa para luchar contra el hambre y la pobreza que ya se ha extendido Centroamérica, Sudamérica y África. Que la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton le llama para promocionar cocinas no contaminantes en países subdesarrollados, José Andrés no duda en convertirse en embajador para la Alianza Global para Cocinas Limpias.
Lo raro es que este asturiano de nacimiento (Mieres, 1969) pero washingtoniano por elección tenga tiempo para dedicarse a su pasión original, cocinar. Pero las casi dos decenas de restaurantes que dirige desde Washington a Las Vegas pasando por Miami, Los Angeles o Puerto Rico dicen lo contrario. Su alma máter es el Jaleo, el nombre del restaurante de tapas españolas que lo encumbró a la gloria culinaria de la capital estadounidense. De allí, la conquista del resto de EE UU fue casi un paseo que lo ha llevado a la mismísima Casa Blanca, donde ha cocinado para el presidente Barack Obama y sus más prominentes invitados.
Su amigo y colega de fogones y viajes culinarios, el también chef estrella estadounidense Anthony Bourdain, lo llama “el regalo de España a EE UU”. Juntos han recorrido la península ibérica cámara en mano buscando los secretos de la cocina española que José Andrés ha hecho famosa en EE UU. En sus visitas nunca faltó el por ambos reverenciado El Bulli, donde José Andrés -entonces todavía José Ramón Andrés Puerta- completó la formación culinaria iniciada a mediados de los 80 en una escuela de restauración de Barcelona, y donde forjó una amistad con Ferrán Adriá que ha mantenido desde entonces.
En 1991, la oportunidad de iniciar el “sueño americano” se la dio una oferta para trabajar en el restaurante El Dorado Petit de Nueva York. Pero no era en esa metrópolis donde le aguardaba su destino. Solo dos años después, en 1993, José Andrés se ponía al frente del primer Jaleo en Washington.
Dos décadas más tarde, José Andrés recibía la ciudadanía estadounidense, el sueño compartido con millones de inmigrantes con los que dice identificarse fuertemente. Hasta el punto de que acaba de romper el acuerdo que tenía con el empresario y aspirante presidencial republicano Donald Trump para abrir un nuevo restaurante en el hotel que está construyendo cerca de la Casa Blanca. La razón: los “despectivos” comentarios del magnate inmobiliario sobre los inmigrantes mexicanos al lanzar su campaña. “Como orgulloso inmigrante español, recientemente nacionalizado, creo firmemente en el respeto que cada ser humano se merece independientemente de su situación migratoria”, justificó su decisión José Andrés, que recibió el inmediato aplauso de una comunidad hispana que hace dos años ya lo convirtió en el primer chef honrado con un Premio Herencia Hispana.
No es el único galardón que luce el español, que también ha recibido, entre otros, el prestigioso premio James Beard, el Oscarculinario en EE UU. La revista Time lo incluyó en 2012 en su lista de personajes más influyentes del año. Para entonces, ya daba también conferencias en Harvard y servía de asesor en la Junta de Turismo de EE UU. Todo ello bien sazonado con programas de televisión -culinarios, no podía ser de otra manera- y varios libros de cocina sin dejar de lado sus restaurantes. Nada mal para un chaval que abandonó los estudios secundarios a favor de la “cocina de la vida”, como dijo en el discurso de graduación de los alumnos de la Universidad George Washington en el que fue orador invitado.
Fuente el País.
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario